septiembre 23 2021 0Comment

Newsletter 02 – Los Principios que nos Inspiran

 

Las características únicas de nuestra Mutualidad se enlazan con tradiciones centenarias, que se encuentran no solo en nuestro país, sino también en la historia del mutualismo en el mundo. Es así como podríamos remontarnos a las primeras experiencias de apoyo y socorro mutuo creadas en Francia en el siglo XVII para proteger a los combatientes y veteranos de guerra. Testimonio arquitectónico de esas primeras experiencias es el Hotel National des Invalides, en París, edificio que desde 1674 cobijó a cientos de veteranos de guerra y que actualmente es el lugar donde descansan los restos de Napoleón. Hoy, entidades similares a la nuestra protegen a los uniformados activos y en retiro pertenecientes a los Ejércitos y Fuerzas Aéreas más reputadas del mundo, lo que da cuenta de la plena vigencia de nuestros principios mutualistas y de la necesidad de contar con entidades como la nuestra. Son los casos del Sistema de Seguros de Vida Grupal del Ejército de Estados Unidos y de los seguros asociados a Armed Forces Covenant, en Inglaterra. En ambos casos, se reconoce la necesidad de contar con coberturas especiales para los uniformados. Como herederos de una larga historia en nuestro país, estamos convencidos de la necesidad de proyectar a nuestra corporación como una entidad aseguradora de vida moderna, eficiente, transparente y responsable, para continuar siendo una institución que se encuentre permanentemente al servicio de los asegurados en servicio activo y en condición de retiro del Ejército y la Fuerza Aérea de Chile.

 

 

SOMOS UNA ENTIDAD PRIVADA, HEREDERA DE UNA CENTENARIA TRADICIÓN MUTUALISTA

En línea con la política de puertas abiertas de la Mutualidad del Ejército y Aviación, queremos seguir compartiendo con ustedes información necesaria para entender la naturaleza de nuestra centenaria corporación y su enorme relevancia para cada uno de nosotros, independientemente de que nos encontremos en servicio activo o en retiro. En dicho ámbito debemos tener claridad que la Mutualidad se rige por la legislación y normativa que es aplicable a las compañías de seguros y ello debido a lo que establece la ley 7.818 que le otorga la personalidad jurídica desde 1944 y a lo que disponen sus estatutos. En este marco legal, la Mutualidad del Ejercito y Aviación se define como una entidad aseguradora de vida privada de carácter mutualista, que no recibe recursos públicos, y por lo tanto es fiscalizada, como todas las compañías aseguradoras de nuestro país, por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). La misión de nuestra corporación es proteger a más de 92 mil asegurados y familias, tanto en servicio activo como en condición de retiro. Esta obligación la cumplimos cabalmente a través de los seguros de vida que ofrecemos, destacando entre ellos el Seguro de Vida Colectivo Temporal Obligatorio, para los integrantes activos del Ejército y la Fuerza Aérea de acuerdo a lo que establece la ley, y el Seguro de Vida Colectivo Temporal Voluntario, diferente al anterior, para las personas en retiro que lo deseen, los que se caracterizan por coberturas únicas en el mercado y sin condiciones, ni restricciones por estado de salud, preexistencias y edad. Como todos los seguros de vida, éstos tienen por propósito indemnizar a los beneficiarios cuando el asegurado fallece, sirviendo de apoyo fundamental a la subsistencia de los seres queridos que el asegurado deja, siempre y cuando hayan sido expresamente designados como beneficiarios. Esta es la naturaleza de los seguros de vida y así operan por mandato legal. De la misma forma, nuestro espíritu mutualista nos convierte en una entidad única, que da cumplimiento a su rol social a través de una serie de beneficios a los que pueden acceder nuestros asegurados para beneficio propio y de su familia. Para conocer en detalle estos productos y beneficios, visítenos en www.mutualidad.cl

 

NUESTRA GENTE NOTICIAS

La pandemia ha sido una prueba que nos ha permitido sacar lo mejor de nosotros para atender a nuestros asegurados de la mejor forma que ha sido posible, lo que en alguna medida vemos reflejado en las siguientes historias.

 

 

“ORIENTAMOS A LAS PERSONAS Y BUSCAMOS LAS SOLUCIONES”

Pamela Yáñez (44 años) trabaja hace 21 años en la Mutualidad del Ejército y Aviación. Inició su carrera en la corporación como secretaria en la Gerencia General y, ahora, se desempeña como ejecutiva de Servicio al Cliente. Durante la pandemia, ha trabajado a distancia, y también presencialmente, pudiendo constatar que estar presentes en el trabajo indistintamente de la forma, ha sido clave para apoyar ininterrumpidamente a los asegurados, sobre todo, a los de una edad más avanzada. Desde su puesto de trabajo, conoce de primera fuente la férrea relación que logra construir la corporación con sus asegurados. Además, sabe de la creciente necesidad de conocer y atender a las personas entendiendo cada una de sus particularidades. “Las personas cuando llegan a la Mutualidad nos dicen ‘ustedes son como mi familia’, porque saben que los vamos a atender con profesionalismo y una sonrisa, lo que constituye nuestra gran responsabilidad. Por eso, orientamos a las personas y buscamos las soluciones a las realidades específicas que nos presentan. Ese es nuestro trabajo”.

 

 

“POR LA PROTECCIÓN DE MIS HIJAS, RECOMENDARÍA 100% LA MUTUALIDAD”

El cabo primero Juan Carlos Ramírez (30 años) ingresó al Ejército siendo muy joven, a los 18 años. Hoy está casado y tiene 2 hijas. Como todos sus compañeros de armas, tiene un fuerte vínculo con la Mutualidad, no solo porque él y su familia están cubiertos por el Seguro de Vida Colectivo Temporal Obligatorio, el que protege a todos los integrantes en servicio activo de la institución y sus seres queridos, sino también porque ha logrado conocer y usar adecuadamente la amplia gama de beneficios y servicios asociados a la gestión de la Mutualidad. Hoy, más que nunca, esos beneficios y servicios resultan claves para las familias de nuestros asegurados: “La Mutualidad me ha dado varias facilidades de acceder a préstamos sin tener ningún inconveniente, a tasas bajas, que es lo que me ha beneficiado”, afirma. Para el cabo Ramírez, la principal razón para confiar en la Mutualidad es su familia: “Por la protección de mis hijas, recomiendo 100% a la Mutualidad”.

Con estos testimonios estamos dando fe, del compromiso y abnegación de nuestros colaboradores en pos del servicio que brindan a los asegurados y también del reconocimiento y lealtad de nuestros asegurados que se ven beneficiados por las prestaciones únicas que les otorga su Mutualidad.